*

X

La conciencia humana se rige por un principio que explica el universo entero, científicos confirman

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/05/2018

Los físicos se han cuestionado la siguiente posibilidad: desde que el Big Bang ocurrió, el universo se encuentra en un estado de baja entropía y conforme continúa expandiéndose gradualmente, se convierte en un sistema de entropía alto

Cuando se habla en términos del bienestar emocional, retomar el concepto de unicidad con el universo permite establecer un vínculo de apoyo con el cosmos y una oleada de alivio ante la incertidumbre. Sin embargo, pese a las pequeñas pruebas de perfeccionismo natural, la ciencia nunca había podido comprobar la unicidad entre el humano y el universo… Hasta ahora.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Physical Review E y realizado por un equipo de investigadores de Francia y Canadá, nuestro cerebro produce el estado de conciencia como un efecto secundario de una entropía en crecimiento, "un proceso que se ha ido produciendo a lo largo del universo desde el Big Bang". Es decir que nuestro cerebro ocupa una propiedad termodinámica para crear la conciencia, mediante el nivel de desorden o actividad en el sistema que progresa del orden al desorden.

Los científicos explican en el artículo que la segunda ley de la termodinámica puede permanecer constante o incrementarse dentro de un sistema cerrado; no obstante, un sistema no puede moverse desde una entropía alta hacia una baja sin la interferencia del exterior. Por ejemplo, un cubo de hielo derritiéndose: el cubo se encuentra en un estado de entropía baja, pero conforme se  derrite, el desorden crece y la entorna crece. Una vez habiendo aclarado las dudas sobre este principio de la termodinámica, el artículo continúa con una interesante hipótesis: ¿y si el universo mismo se encontrara en un estado constante de entropía creciente?

Los físicos se han cuestionado esta posibilidad: desde que el Big Bang ocurrió, el universo se encuentra en un estado de baja entropía y conforme continúa expandiéndose gradualmente, se convierte en un sistema de entropía alto. Y según las investigaciones el cerebro del ser humano puede realizar el mismo fenómeno, dando como resultado y efecto secundario la conciencia.

Para llegar a esta conclusión, los encargados de la investigación analizaron la estructura y actividad del cerebro cuando se encuentra consciente e inconsciente. Es decir, diseñaron una serie de modelos que enfatizaban las redes neuronales en los cerebros de nueve participantes –de los cuales, siete se encuentran diagnosticados con epilepsias–. Con este diseño, observaron la conducta de las neuronas: ¿oscilaban al pasar de una fase a otra?, ¿existía la diferencia entre pacientes despiertos, dormidos o con epilepsia? De ser así, entonces eso significaría que las células del cerebro se encuentras todas interconectadas.

Los resultados fueron sorprendentes: los cerebros de los participantes marcaron un mayor nivel de entropía durante la vigilia –o conciencia–. En palabras del artículo, “Encontramos sorprendentemente un resultado simple: los estados de vigilia normales se caracterizan por una increíble cantidad múltiples de configuraciones de interacciones entre las conexiones cerebrales, lo cual representa un alto valor en la actividad entrópica”. Esto signigica que el estado de conciencia comparte el mismo principio que el universo, el de un sistema que al trabajar maximiza el intercambio de información dando como resultado un incremento entrópico.

En verdad, como concluyen los científicos, es un tema apasionante; sin embargo, aún hay mucho por investigar al respecto. Se trata de un área a explorar, en donde existe un potencial vínculo entre la conciencia humana y la entropía como dos fenómenos conclusivos y realmente trascendentales.

 

¿Por qué los científicos promueven el mindfulness como el analgésico más efectivo?

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/05/2018

Fadel Zeidan, profesor de neurobiología y anatomía así como líder de la investigación, explica que a diferencia de las alternativas farmacéuticas, el mindfulness “no emplea el sistema endógeno opioide para reducir el dolor”.

El cuerpo, ante el dolor físico y emocional, libera por sí solo una ráfaga de opioides para reducir el impacto neuroquímico que implica la molestia en los primeros momentos de la percepción. Es decir que ante el mínimo sentido de malestar, el cuerpo es capaz de dominar la sensación mediante la expansión de neurotransmisores como la serotonina y la dopamina. Si bien la industria farmacéutica se ha encargado de promocionar productos cumplan la función del cuerpo, actualmente se sabe que existen métodos naturales –e inclusive mucho más económicos–.

De acuerdo con el equipo de investigación del Centro Médico Baptista de Wake Forest, en EE.UU., la meditación Mindfulness o de atención plena es uno de estos métodos analgésicos. Fadel Zeidan, profesor de neurobiología y anatomía así como líder de la investigación, explica que a diferencia de las alternativas farmacéuticas, el mindfulness “no emplea el sistema endógeno opioide para reducir el dolor”; por lo tanto, es una alternativa terapéutica que actúa rápido para aliviar el dolor crónico y sin necesidad de opiáceos.

Lo interesante de los resultados es que, según los investigadores, la meditación durante una infusión salina ayuda a reducir significativamente la intensidad del dolor y los niveles de incomodidad; sin embargo, la infusión de naloxeno sin una actividad meditativa, no marcó una diferencia significativa en la percepción de la intensidad de dolor o incomodidad física. Lo que sí sorprendió a los investigadores es que la meditación mindfulness durante una infusión de naloxeno realizaba grandes reducirnes en la intensidad del dolor y la incomodidad. Ahora falta descubrir si las causas u orígenes del efecto de analgesia relacionada con la meditación mindfulness.

El principal objetivo de esta investigación, según Zeidan, es encontrar una solución al dolor crónico mientras se reduce “la creciente cantidad de individuos adictos a las sustancias opiáceas, desde los medicamentos recetados a la heroína”. Por ello el siguiente paso en la investigación es “determinar en qué afecciones la meditación de atención plena puede ser útil para mitigar un poco el dolor crónico y en tal caso cómo lo consigue”, y así usarse como herramienta de apoyo en terapias tradicionales con fármacos “para aumentar el alivio al dolor sin que se produzcan los efectos secundarios de la adicción ni otras consecuencias que podrían surgir del uso de sustancias opiáceas.”

 

Aprende a meditar usando el método mindfulness dándole click aquí: 

Sigue esta meditación para calmar la ansiedad