*

X

El hombre con el cerebro más pequeño del mundo descubre el secreto de la conciencia

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/08/2018

No se trata de la materia –como cantidad–, sino que la conexión entre materia y espíritu –o conciencia– es lo que permite el óptimo funcionamiento de un individuo...

Con más de 100 mil millones de neuronas que utilizan más de 30 mil genes que se enlazan entre sí para formar mil millones de conexiones por cada milímetro cúbico de corteza cerebral, el cerebro es considerado uno de los elementos más hipnóticos del cuerpo humano. De hecho, se afirma que su complejidad permite la supervivencia del cuerpo mismo, así como del funcionamiento adecuado de procesos cognitivos –lenguaje, imaginación, conciencia…– y emocionales. Sin embargo, desde el 2003 surgió un caso clínico que ha dejado boquiabierto al mundo médico.

Se trata de un hombre al que, quejándose de un dolor de pierna, se le hizo un escáner cerebral en el cual se descubrió que tenía un cerebro que ocupaba un poco menos del 10% de la cavidad craneal, es decir, un cráneo relleno de líquido y una muy pequeña región de masa cerebral. De acuerdo con su historia clínica, el personaje sufrió durante sus primeros años de vida de hidrocefalia –acumulación de líquidos dentro del cráneo– y tras años de tratamiento su cerebro fue “relegado a las paredes de la cavidad craneal”.

La sociedad médica había supuesto que las afectaciones en la vida general del pequeño serían graves; no obstante, conforme fue pasando el tiempo, fue capaz de llevar una vida completamente normal: trabaja como funcionario, se encuentra felizmente casado y es padre de dos hijos. En otras palabras, es una persona en plena conciencia de sí mismo y de su realidad. Según los investigadores, esto se debe a que la posible ubicación de la conciencia en el cerebro se encuentra en una región muy específica, sin haber recibido algún daño aparente por la situación.

Si bien para uno de los investigadores, Axel Cleeremans, psicólogo de la Universidad Libre de Bruselas en Bélgica, “la ubicación de la conciencia puede ser flexible y puede ser aprendida por diferentes regiones del cerebro”, esto aún es una hipótesis que falta investigar a profundidad. Por ahora, esta hipótesis se adecua a la señalada años atrás como neuroplasticidad, la capacidad del cerebro de adaptarse a los cambios y asumir nuevos roles en caso de alguna lesión. Gracias a ello, Cleeremans explica, no importa el tamaño del cerebro: “la materia gris de la que dispone es suficiente como para crear una imagen de sí mismo, lo que significa que el hombre sigue siendo consciente de sus acciones”.

De modo que se podría llegar a considerar que no se trata de la materia –como cantidad–, sino que la conexión entre materia y espíritu –o conciencia– es lo que permite el óptimo funcionamiento de un individuo; del perfecto equilibrio entre estos dos últimos elementos para liberar miedos, superar obstáculos y descubrir los misterios del cuerpo humano.

 

 

Científicos intentan comunicarse con un objeto interestelar que nos visita, creen que podría estarnos observando

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/08/2018

Nuestro primer visitante interestelar, el asteroide en forma de cigarro Oumuamua, podría ser el primer visitante extraterrestre inteligente

Desde hace un par de meses astrónomos han estado observando un misterioso objeto que ha irrumpido en nuestro sistema solar. Poco después se confirmó que se trataba de un asteroide, el primero que observan que viaja desde otro sistema solar, nuestro primer visitante, al menos para la ciencia.

El objeto en cuestión es una roca, primero llamada A/2017/U1, y luego bautizada Oumuamua, la cual tiene una dimensión de unos 800 metros de largo por 80 metros de ancho y una forma de cigarro. Actualmente se encuentra atravesando Júpiter a una velocidad de unos 320,000 km por hora, demasiado rápida para ser atrapada por la atracción gravitacional del Sol.   

Desde esta semana los científicos han empezado a sondear si este objeto se está comunicando con nosotros, lanzando un poderoso radiotelescopio para intentar registrar señales de inteligencia.

La forma de cigarro o aguja del objeto ha generado cierto interés entre científicos y, más aún, entre ufólogos, ya que esta forma es considerada como una de las más efectivas para el viaje interestelar, ya que tendría cualidades aerodinámicas para minimizar la fricción y la posibilidad de chocar con otros objetos en el camino. Otro factor importante es la velocidad a la que avanza esta roca interestelar. El mismo nombre que los científicos le dieron parece reflejar esta esperanza: Oumuamua significa mensajero en hawaiano.

Astrónomos estudian intensamente este objeto que rápidamente se alejará de nuestro sistema y, con él, quizás la oportunidad de saber si realmente existe una vida inteligente explorando el espacio y quizás llevando transporte o recursos a civilizaciones distribuidas en diferentes sistema estelares. ¿O quizás es una inteligencia artificial moviéndose por el cosmos? O, claro, lo más probable, simplemente es un asteroides que, por condiciones desconocidas, ha alcanzado una velocidad exorbitante. En este momento hay más dudas que respuestas.