*

X

Descubre tu tipo de personalidad según el método de aprendizaje que usas

Salud

Por: pijamasurf - 01/21/2018

Conoce a continuación un infograma que engloba los cuatro tipos de personalidades según la manera de aprender, de acuerdo con David Kolb

De acuerdo con los investigadores en neuropsicología Mercè Jodar Vicente, José Antonio Perlañez y Raquel Viejo Sobre, de la Universidad Autónoma de Barcelona, la atención y el aprendizaje son procesos cognitivos que ayudan a la capacidad de selección y uso adecuado de un estímulo, inhibiendo la información irrelevante. Se trata, en otras palabras, de “una interacción con funciones cognitivas como la percepción, las funciones ejecutivas o la memoria operativa”, que permite la “regulación transversal sobre otros procesos desde las primeras fases del procesamiento de la información –orientación, percepción y selección de los estímulos del entorno–, hasta fases posteriores relacionadas con la resolución de conflictos, el cambio de tarea o el control inhibitorio”.

De modo que su desarrollo y perfeccionamiento requiere de una serie de entendimientos y recursos educacionales. Para el profesor universitario David Kolb, existen distintas maneras de aprender y cada una de ellas depende de la percepción y procesamiento de la realidad. Es decir, hay personas que aprenden con el empirismo; otros, con el método socrático; algunos, con la predominancia de estímulos visuales; entre otros. Por ello, más allá de los diferentes métodos de aprendizaje y enfoque de atención, Kolb decidió poner atención en las variadas personalidades caracterizadas por sus respectivos métodos de atención y aprendizaje:

– Los adaptadores o hacedores. Es decir, aquellos que buscan la acción y el multitasking, pues prefieren trabajar rodeados de personas, buscando la estimulación de objetivos y resultados. Por ello, gustan de asumir riesgos y adaptarse a las circunstancias. Incluso, son personalidades que deciden vivir en el aquí y en el ahora.

– Los asimiladores o expertos en la conceptualización. A diferencia de los adaptadores, este tipo de personalidad es ideal para crear modelos teóricos definiendo los problemas. Optan por las ideas abstractas sobre las personas, y existe una tendencia a elegir campos de matemáticas o ciencias, investigación y planificación estratégica. Suelen preocuparse por responder al por qué de las cosas.

– Los divergentes o los de las ideas creativas. Gustan de analizar los problemas en su conjunto, así como de trabajar en equipo. Suelen ser personas empáticas, emocionales y ocurrentes; por ello suelen identificar con facilidad las necesidades, objetivos y planificaciones de cualquier situación, así como contestar a las preguntas “¿y si…”? o “¿por qué no...?”. De acuerdo con Kolb, este tipo de personalidad usualmente pertenece a artistas, músicos y personajes creativos en el mundo de la empresa.

– Los convergentes o aquellos que prestan atención a sólo una cosa. Son lo opuesto a los divergentes, quienes requieren la aplicación práctica de las ideas para resolver los problemas. Si bien se pierden con varias alternativas, son eficaces en situaciones en donde existe un único método para resolver las problemáticas. Varios ingenieros se enmarcan en este tipo de personalidad, pues suelen cuestionarse “¿para qué?”.

Conoce a continuación un infograma que engloba los cuatro tipo de personalidades según la manera de aprender, de acuerdo con Kolb:

 
Imagen principal: Learning with Lynda

Tomar selfies obsesivamente es signo de un trastorno psicológico (ESTUDIO)

Salud

Por: pijamasurf - 01/21/2018

Un estudio reciente concluyó que tomarse selfies desmedidamente es signo de una condición mental

Las selfies parecen ya un elemento de nuestro panorama cotidiano. En la calle, en el restaurante, en una fiesta con amigos, en el baño, en el gimnasio, en el parque, en la playa, al pasear al perro o salir de compras, en las situaciones más inverosímiles y en las más anodinas, a veces también en situaciones extraordinarias, donde sea, cuando sea, la selfie está ahí, en acto o en potencia, como una alternativa siempre al alcance, quién sabe si para guardar memoria del momento o sólo para satisfacer nuestro narcisismo y obtener la validación de los otros en forma de likes y comentarios favorables.

Tan presente está la selfie en nuestros días, que su uso extendido fue objeto de un estudio llevado a cabo por psicólogos de la Universidad de Nottingham Trent, del Reino Unido, y de la Escuela de Administración de Thiagarajar, en India, quienes llegaron a la conclusión de que el exceso de esta práctica denota un trastorno mental al que de momento dieron el nombre de “Selfitis” e incluso establecieron una escala para determinar su grado de severidad.

Los psicólogos analizaron el comportamiento de 400 personas, poseedores de teléfono móvil y todos residentes en India, país en donde se encuentra el mayor número de usuarios de Facebook. Para esto, les pidieron que leyeran algunas afirmaciones y expresaran su grado de acuerdo o desacuerdo con las mismas. Entre otras, algunas de las frases de la prueba fueron:

“Compartir mis selfies para crear una competencia sana con mis amigos y mis colegas”
“Me siento mejor integrado cuando publico selfies en las redes sociales”
“Tomar selfies me ayuda a aprovechar mi entorno”
“Mi nivel de tensión o estrés se reduce cuando me tomo una selfie”

Según la evaluación otorgada a dichas afirmaciones es posible tener algunos indicadores del tipo de personalidad de quien se toma selfies obsesivamente o, para decirlo con el término científico acuñado, padece “selfitis”. De acuerdo con Janarthanan Balakrishnan, uno de los investigadores participantes en el estudio, personas que presentan ese comportamiento suelen distinguirse por una falta de confianza en sí mismos, misma que buscan compensar con su intento por “encajar” entre aquellos que los rodean. En ese sentido, la toma desmedida de selfies es sólo una entre otras varias conductas orientadas hacia dicho propósito.

Según Balakrishnan, los resultados de esta investigación pueden ayudar no sólo para tipificar el trastorno sino también para buscar formas de ayudar a las personas que lo padecen.

 

También en Pijama Surf: ¿Vives para experimentar o para fotografiar y mostrar tus experiencias? (lecciones de Italo Calvino)