*

X

Investigadores budistas descubren una conexión sincrónica entre la mente y el corazón

Ciencia

Por: pijamasurf - 06/12/2017

El cerebro y el corazón entran en un estado de coordinación durante la meditación

En el budismo se habla mucho del corazón como un órgano ligado a la inteligencia más sublime, la compasión que es igual a la mente de Buda. En esto coinciden con la medicina tradicional china donde corazón y mente comparten un mismo término xin, algo similar al kokkoro japonés.

Investigadores del centro budista de Universidad de Hong Kong investigaron si existía una conexión entre la mente y el cerebro, más allá de los obvios vínculos entre el corazón y el sistema nervioso. Para investigar esto, se realizó un monitoreo de un grupo de meditadores. El estudio encontró que durante la meditación de atención plena se produjo una mayor coordinación entre la actividad del cerebro y el corazón, la cual evidentemente está mediada por la mente meditativa. Asimismo notaron que se redujo la actividad caótica del cerebro y el corazón, entrando en patrones rítmicos más consistentes y conectados.

Los mismos investigadores quieren ahora medir experiencias del sendero meditativo como el canto de mantras, las absorciones meditativas o jhanas, e incluso la iluminación. Se podrían investigar la hipótesis de que la iluminación es la ausencia de aflicciones mentales, sometiendo a adeptos budistas a aparatos que registren sus ondas cerebrales ante ciertos estímulos. Una persona con cierto estado de realización debería de tener una ausencia de emociones como la ambición, el enojo o el odio -esto se podría compararse con la firma neurológica de personas que son sometidas a estímulos que producen estas emociones de manera consistente.  

Te podría interesar:

Esta es la edad en que una mujer experimenta sus mejores orgasmos

Ciencia

Por: Pijama Surf - 06/12/2017

Mientras más segura de sí misma se siente una mujer tiene mejores orgasmos, y ello no ocurre en su juventud temprana

En la actualidad, en la mayoría de los países, las mujeres han podido extender e intensificar su disfrute del sexo, aunque sigue habiendo una llamada "brecha en el orgasmo". Entrando a los 30 las mujeres comienzan a ver los frutos de su experiencia profesional o laboral y a nivel físico, curiosamente, los estudios comprueban que es en el rango de la mitad de los 30 cuando comienzan a sentir mayor plenitud sexual.

Lo más probable es que se trate de un asunto de madurez, de aceptar los defectos y virtudes, pero, sobre todo, de cierta estabilidad emocional para dejar ir las opiniones de los demás con mayor facilidad. Y ello está directamente vinculado al disfrute sexual. Según una encuesta aplicada a 2 mil 600 mujeres por Natural Cycles, la edad promedio actual en que las mujeres tienen sus mejores orgasmos (e incluso se incrementa la cantidad de éstos) es a los 36 años y, de hecho, las mujeres aseguran que a partir de esta edad se incrementa el mejor sexo; los resultados apuntan a que ello se debe a la confianza en ellas mismas.

Confianza con su cuerpo, su manera de ser y su desempeño en el sexo. De acuerdo con la misma investigación las mujeres que tienen orgasmos menos placenteros, curiosamente, se encuentran en un rango de 23 años o menos. También, las mujeres de 36 años han calificado su nivel de confianza en sí mismas en un 10% mayor al del rango de 23 o menos años. El estudio sugiere que, aunque en nuestra cultura existe un miedo a la edad, particularmente por perder la belleza de la juventud, con ello muchas veces viene más sabiduría, y eso es muy atractivo.