*

X

Asiento con forma de pene en el metro de México causa conmoción (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/01/2017

Un asiento con forma de pene, exclusivo para hombres, genera conmoción (por buenas razones) en el mundo

Actualmente México suele aparecer en las noticias en otras partes del mundo mayormente por el narcotráfico, pero recientemente otra noticia de este país ha copado las planas de los medios internacionales. Hace unos días se dieron a conocer imágenes de un peculiar implemento en el metro de la Ciudad de México: un asiento con la forma de un torso desnudo y un pene en relieve bajo la leyenda "exclusivo para hombres".

La idea detrás de este "stunt" era que los hombres sintieran la grotesca incomodidad a la cual se somete a numerosas mujeres en los vagones del metro, en los que abunda el acoso sexual. En otras palabras, esa sensación perturbadora de sentir súbitamente el pene de un extraño embarrándose al cuerpo.

Aparentemente el suceso fue parte de una estrategia magistralmente orquestada por ONU Mujeres en su campaña contra el acoso sexual #NoEsDeHombres. La idea, según Ana Güezmes, representante de este organismo, era generar empatía en los usuarios del metro y corregir la visión errónea de que la violencia de género se produce como resultado de los vestidos provocativos que utilizan ciertas mujeres, una idea que, aunque suene ridícula y retrógrada, sigue siendo sostenida por muchos hombres. Una campaña de guerrilla-marketing que combate lo grotesco con lo grotesco. Morbo por una buena causa. Y aunque al parecer la intervención más que tener un efecto en los usuarios del metro fue una operación para tomar estas imágenes y viralizarlas, no se puede negar su efectividad e importancia.

Te podría interesar:

La igualdad de oportunidades no existe (por ahora), y este cómic lo ilustra a la perfección

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/01/2017

Si crees que todos pueden lograr todo lo que se propongan si se esfuerzan lo suficiente, te sugerimos revisar este cómic

En nuestras sociedades se nos ha enseñado que todos podemos hacer todo lo que nos propongamos si nos esforzamos lo suficiente. Esta afirmación podría sonar cierta –y, sin duda, muchos la aceptamos diariamente sin mayor cuestionamiento. Su problema, sin embargo, radica en esa ambición de totalidad, como si el sistema en el que vivimos se distinguiera por la igualdad de oportunidades que genera y no justamente por lo contrario, por tener en la desigualdad uno de sus principales motores de existencia.

Para ilustrar esta circunstancia, compartimos ahora un cómic publicado originalmente en el sitio The Pencilsword y cuya autoría pertenece a Toby Morris. Grosso modo, la tira cuenta la historia de dos personas, un hombre y una mujer, que nacen en contextos sociales muy distintos que, conforme transcurre su vida, influyen notablemente el curso de ésta.

Si bien ambos siguen caminos muy parecidos –los dos van a la escuela, cumplen con sus tareas, consiguen un trabajo, mirando con detalle se descubre que, después de todo, el esfuerzo no es lo único que se necesita para “triunfar” en la vida, pues otros factores determinan también el éxito de una persona.