*

X
Programador responde al problema de las noticias falsas; Facebook reacciona

En el último mes Facebook ha estado bajo escrutinio por su papel en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Se acusa a la red social, que es también el medio de comunicación más grande del mundo, de permitir la proliferación de noticias falsas y de crear una burbuja de filtros que aísla a los usuarios de información que contrasta con sus propias preferencias.

En primera instancia Facebook había desestimado las acusaciones, señalando que no tenían por qué ser árbitros de la verdad y subestimando su influencia en los resultados electorales. Poco después Facebook anunció que tomaría algunas medidas; entre ellas se dio a conocer que bloquearía a los sitios que publican noticias falsas de su sistemas de anuncios.

Mientras que Facebook pifiaba una respuesta satisfactoria, el programador Daniel Sieradski creó la extensión de Chrome y Firefox B.S. Detector, la cual alerta a los usuarios sobre la presencia de noticias poco confiables. Sieradski diseñó la extensión en respuesta expresa a "la dudosa afirmación de Mark Zuckerberg de que Facebook no es capaz de detener sustancialmente la proliferación de noticias falsas en su plataforma". 

La extensión funciona analizando todos los links que se encuentran en una página que apuntan hacia fuentes que han sido marcadas como poco confiables y luego emite una alerta a los usuarios. Sieradksi dice que está trabajando con sitios independientes de monitoreo periodístico para crear listas que no sean arbitrarias y que sigan criterios uniformes.

Al parecer Facebook se sintió agredido por esta extensión que ha sido descargada más de 25 mil veces. Las personas que estaban compartiendo links a esta extensión en Facebook se encontraron con un pop-up que advertía: "el link que estás compartiendo podrías ser poco seguro. Si puedes, por favor remueve este link".

Es preocupante que hayamos llegado a necesitar un software que nos advierta que la información que estamos leyendo puede ser falsa. Sin embargo, muchos usuarios que no tienen desarrollado un olfato para detectar las noticias falsas están siendo masivamente engañados por toda una industria que se beneficia del clickbait y que incluso ya trabaja en connivencia con ciertos políticos o partidos. 

La historia del viajero y amante de la tecnología que compartió esta valiosa información con todos los usuarios

Podría sonar a un típico anuncio engañoso de Internet, pero esto es posible. Desde hace algunos años el ingeniero en sistemas Anil Polat ha viajado alrededor del mundo visitando lugares como Moldova, Yemen, Estados Unidos o Islandia. Sus constantes travesías por aeropuertos internacionales y su relación cercana con la tecnología lo inspiraron para comenzar a recolectar algunas de las claves de las redes inalámbricas, tan útiles para todos, en especial para quienes trabajan a distancia como él mismo.

Ante la incertidumbre que provoca llegar a un lugar completamente nuevo, con reglas o pautas diferentes y barreras lingüísticas que dificultan la comunicación, tener acceso a internet puede ser crucial. ¿Cómo saber si el lugar al que llegaremos tiene o no una red abierta o exclusiva para las zonas VIP? Esta dificultad inspiró a Polat para desarrollar una base de datos en la que comenzó a reunir poco a poco algunas de las contraseñas de los aeropuertos principales del mundo.

 

Y aunque ha viajado a más de 70 países los recursos de un solo viajero siempre llegarán a su límite, por lo que pidió a sus lectores, otros viajeros y usuarios de aeropuertos, que le hicieran llegar nombres y claves de acceso de los aeropuertos que visitaran. Rápidamente la información se multiplicó. Anil continuó su camino y realizó una capa en Google Maps desde la que se puede ver la ubicación de cada aeropuerto y con un simple clic se accede al nombre y clave de su Wi-Fi.

Fue tal el éxito y la atención que captó que decidió desarrollar una simple pero poderosa aplicación para tener a la mano las contraseñas de Wi-Fi de los aeropuertos de todo el mundo.