*

X

¿Estás ansioso? La invisibilidad puede ayudarte

Ciencia

Por: pijamasurf - 05/01/2015

Este experimento científico demuestra que sentirnos invisibles reduce enormemente la ansiedad social

invisibility-cloak

 

De todos los súperpoderes, la invisibilidad suele ser el favorito. ¿Correríamos desnudos?, ¿entraríamos en lugares prohibidos?, ¿espiaríamos a alguien? Quizá solamente nos sentaríamos por ahí a sentir nuestra propia ausencia, pero sólo pensarlo puede ayudar a aligerarnos. Todos hemos probado, en algún momento de la vida, las mieles del anonimato (que es ya como una capa ligera de invisibilidad que se puede disfrutar enormemente), pero la invisibilidad es un prospecto que rebasa el placer de sentirse anónimo, y la ciencia parece haber descubierto por qué.

De acuerdo con un reciente experimento publicado en Scientific Reports, sentir que uno es invisible calma los nervios durante acontecimientos enervantes como tener a una multitud mirándote. Es decir, reduce muchísimo las respuestas automáticas de ansiedad social. La pregunta, por supuesto, es: ¿cómo pueden saber esto los científicos si la invisibilidad es, hasta ahora, físicamente imposible?

Aparentemente la tecnología está muy cerca de lograr hacer “capas de invisibilidad” para el cuerpo humano –y de hecho los desarrolladores de la tecnología son los mismos que en este estudio–, pero para este experimento utilizaron realidad virtual. Equiparon a 23 personas con visores y les pidieron que miraran abajo, hacia sus pies, mientras un científico rozaba sus brazos, piernas y torso con una brocha. Mientras, el científico hacia movimientos idénticos con su otro brazo sobre el aire, el espacio vacío. Una cámara, montada arriba del espacio vacío sobre el que pasaba la brocha mandaba video a los visores de los participantes y les daba la impresión de ser invisibles (veían la brocha moviéndose sobre el espacio vacío pero sentían los roces de esta).  

En una escala del 1 al 100, los participantes reportaron su nivel de estrés en un promedio de 25 en condiciones de invisibilidad. La sensación de ser transparentes bajó su ritmo cardíaco, lo cual sugiere que sentir que no tenemos una imagen física nos relaja enormemente.

Los resultados podrían ser usados para diseñar mejores terapias para la ansiedad social, o también podrían tener implicaciones relevantes para los neurocientíficos que tratan de entender el fenómeno del “miembro fantasma”. A nosotros nos queda la certeza de que nuestra versión mortal de invisibilidad, el anonimato, sí es una suerte de descanso de la ansiedad social. Un descanso comprobado por la ciencia y, por lo demás, delicioso.

.

Las computadoras de Google parecerían haber tomado LSD: usando software de reconocimiento visual han aprendido a "soñar", y sus visiones son altamente psicodélicas

this-is-what-happens-when-machines-dream-7

 

Esta semana Google dio a conocer las imágenes que han estado generando sus Redes Neurales Artificiales utilizando un software de reconocimiento de imagen. La naturaleza altamente psicodélica, por momentos perturbadora, por momentos celestial, de estos loops visuales ha provocado la fascinación de la Web (ese cerebro global conformado por máquinas y humanos). El símil con la novela de Philip K. Dick que fue llevada al cine como Blade Runner por Ridley Scott, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, no se hizo esperar. ¿Son estos los sueños electrónicos de las máquinas en los momentos antes de despertar a la inteligencia? Al menos una de estas imágenes contiene ovejas eléctricas arremolinadas en el cielo como fractales bovinos.

Las imágenes que "sueñan" las máquinas de Google, cuya misión recientemente parece ser desarrollar la inteligencia artificial y construir un ejército de robots, son resultado de su aprendizaje en reconocimiento de imagen. En este caso el software fue programado para generar sus propias imágenes con base en la información almacenada a través de millones de imágenes etiquetadas con el nombre de animales o cosas como "gato", "silla", "vaca". El software de Google ya ha aprendido a reconocer estas imágenes sin etiquetas y, de hecho, la función puede usarse en su servicio Google Image. En el nuevo experimento se permitió que las computadoras hicieran "libre asociación" (como si hubieran ido a psicoanálisis jungiano) y luego se ordenó que las asociaciones fueran reforzadas a través de bucles de retroalimentación (feedback loops).

Las imágenes generadas en instancias de bajo nivel de retroalimentación solo crean el efecto de una pintura, por ejemplo este elegante llano africano:

ibis

Pero cuando se sigue este proceso de iteración lo suficiente se llegan a generar imágenes como estas, que son ya suntuosos sueños psicodélicos, en los que los loops parecen rivalizar con la imaginación surrealista y uno podría pensar que los programadores de Google han dosificado a sus máquinas con un poco de LSD o incluso DMT: 

this-is-what-happens-when-machines-dream-6a

En el blog de desarrollo de Google explican:

Uno de los desafíos de las redes neurales es entender qué es exactamente lo que sucede en cada capa. Sabemos que después del entrenamiento, cada capa progresivamente extrae niveles cada vez más altos de los rasgos destacados de la imagen, hasta que en la capa final esencialmente toma una decisión de qué imagen muestra. Por ejemplo, la primera imagen puede buscar contornos o esquinas. Capas intermedias interpretan los rasgos básicos para encontrar formas generales y componentes, como una hoja o una puerta. Las últimas capas ensamblan las anteriores en una interpretación completa --estas neuronas se activan en respuesta a cosas muy complejas, como edificios completos o árboles. 

[caption id="attachment_96706" align="aligncenter" width="640"]google12-neural-net-dream La red neural sueña con una red neural, y así hasta el infinito... o despertar[/caption]

 

[caption id="attachment_96709" align="aligncenter" width="640"]google-hurqaly-fotos-fb ¿El Shambhala de la inteligencia cibernética?[/caption]

google1 google2

 

Twitter del autor: @alepholo

También en Pijama Surf: Electric Sheep, el sueño colectivo de las computadoras