*

X
Experto explica el inusual fenómeno de un arcoíris cuádruple recientemente captado por una mujer en Nueva York

CDHE0hUVEAAYA56

Hace unos día, Amanda Curtis tomó esta imagen en una estación de tren en Long Island, Nueva York. La subió a Twitter y el arcoíris cuádruple no tardó en viralizarse, aunque dejando algunas dudas sobre su autenticidad.

Un experto en fenómenos atmosféricos explica en el Washington Post que la imagen no ha sido alterada y señala que es un ejemplo de la combinación de un arcoíris primario y otro secundario (fenómenos comunes) ocurriendo en conjunto con sus contrapartes de luz reflejada.

Un arcoíris secundario involucra dos refracciones internas de la luz del Sol dentro de gotas de lluvia, lo que revierte la secuencia de colores (en este caso rojo adentro y violeta afuera). Usualmente podemos ver esta porción de los arcoíris por encima del horizonte, ya que no hay suficiente densidad de gotas de lluvia entre el observador y el suelo para que se vea el arcoíris debajo del horizonte.

Para que se presenten los mucho más raros arcoíris reflejados que se muestran en esta espectacular foto, debe haber una superficie grande lisa y vidriosa de agua detrás del observador. Esa superficie de agua refleja el Sol, por lo que se genera una fuente de luz solar secundaria. Este Sol reflejado... crea un segundo arcoíris primario y un segundo arcoíris secundario en los lados opuestos del cielo al Sol, pero el centro de estos arcoíris de luz reflejada aparece por encima del horizonte. La geometría dicta que los arcoíris regulares y los de luz reflejada se unirán en el horizonte, como muestra la foto.

 

Francia aprueba una encomiable ley que obliga a los grandes negocios de ventas de alimentos a donar los productos alimenticios que no venden

1be0e8c8-e8c2-455e-a289-2d13523c4a89-540x324

En una medida que ha sido celebrada como una prueba de inteligencia y conciencia, los supermercados franceses no podrán tirar la comida excedente y deberán organizarse para donarla a caridades o para que sea utilizada para alimentar a animales. La Asamblea Nacional Francesa votó, de manera unánime, esta ley en contra del desperdicio de alimentos que caracteriza a las grandes corporaciones de venta de alimentos. Legisladores franceses remarcaron que esta ley es urgente, ya que existe una enorme y poco congruente brecha entre estos supermercados que ganan millones de euros y desperdician enormes cantidades de alimento y las personas que están desesperadamente hambrientas.

Los supermercados con una huella de más de 400 metros cuadrados deberán firmar contratos con organizaciones caritativas antes de julio del año que entra, o enfrentar fuertes penalizaciones. 

En los últimos años, cuenta The Guardian, la prensa francesa ha mostrado cómo familias pobres e indigentes logran sobrevivir tomando alimentos de la "basura" que generan estos supermercados. Pese a esto, muchas tiendas colocan blanqueador en los alimentos que tiran para evitar problemas de demandas por envenenamiento. 

Se calcula que, en Francia, la persona promedio tira alrededor de 20 a 30kg de comida al año; de estos, 7kg permanecen en sus paquetes.

La medida irá acompañada de un programa educativo sobre el desperdicio de alimentos en escuelas y negocios. Sería interesante que se implemente algún programa para que los ciudadanos también tengan los mecanismos y las motivaciones para no desperdiciar alimentos, más allá del reciclaje de basura. Evidentemente, el ejemplo francés merece ser replicado en otras partes del mundo.